En el pasado mes de Septiembre y en una finca cercana a mi estudio tuve la oportunidad de realizar esta grabación de una manada de ciervos en plena época de berrea. En una noche cálida, en lo alto de la Sierra de Aitana, pude pasar varias horas disfrutando del espectáculo sonoro que significa este acontecimiento que se repite año tras año.

Está grabado con un grabador profesional Edirol R-4 Pro y con el micrófono parabólico Telinga Pro7. Todo procesado como es habitual con el SSL Soundscape v7.